La inteligencia emocional nos permite desarrollar habilidades especificas para reconocer el estado de nuestras emociones y aprender a gestionarlas en relación con nuestro entorno y con los demás.

¿Por qué es importante para los niños la inteligencia emocional?

La inteligencia emocional en niños de todas las edades se convirtió en el centro de atención para mejorar los entornos educativos y familiares, dándole un giro radical a la manera en que los más pequeños perciben el aprendizaje, ya que se demostró que este proceso se encuentra vinculado directamente con la forma en que proyectan sus emociones.

En el libro La inteligencia Emocional de los niños, Will Glennon (1997) define la educación emocional como ese proceso en que el niño aprende a identificar sus emociones y utilizarlas a su favor. Es decir, que encuentra en sus emociones un apoyo para comunicarse y relacionarse efectivamente con las personas que le rodean.

A diferencia de los adultos, los niños poseen una mayor plasticidad cerebral, “cerebro esponja” por lo que su capacidad de asimilar los conocimientos no solo es mayor, sino de meyor duración, ya que están en una etapa donde todo aquello que aprenden es mucho más significativo en sus vidas, lo que puede repercutir tanto en el desarrollo cognitivo como afectivo y social para ellos.

“Como seres humanos, es claro que todos pensamos y sentimos de diferentes maneras. Sin estas emociones, no podríamos disfrutar y vivir experiencias a lo largo de nuestra existencia.”

El manejo de las emociones en los niños

Muchas veces como adultos se nos dificulta manejar las emociones, imaginaros lo que puede ser para un niño controlar su frustración, irritabilidad o enfado al carecer de experiencias similares y no tener una estrategia para afrontarla.
Difícil, ¿verdad?.

Si desde pequeños los niños aprenden a reconocer y manejar las emociones propias y ajenas, podrán ser más conscientes de sí mismos y valorar mejor sus relaciones interpersonales.

 

“Educar la mente sin educar el corazón, no es educar en absoluto”

Cómo promover la educación emocional

Es cierto que la mayor parte de las conductas de los niños las copian de casa y amigos , por lo que la escuela infantil juega un papel muy importante y puede ayudar a intervenir positivamente en la formación de su inteligencia emocional.

Existen cantidad de actividades y recomendaciones sencillas que pueden realizarse tanto en casa como en la escuela para que los niños aprendan y mejoren su inteligencia emocional como por ejemplo:

  • Usar un lenguaje afectuoso y acciones cariñosas, tales como: abrazarles, hacer que abracen y muestren cariño a sus compañeros o familiares.
  • Establecer normas claras.
  • Comprender los miedos de los niños.
  • Que aprendan a expresarse sin miedo cuando algo no les gusta.
  • Enseñarles las emociones a través de dibujos y de forma divertida.

El Monstruo de los colores

«El MONSTRUO DE COLORES no sabe qué le pasa. Se ha hecho un lío con las emociones y ahora le toca deshacer el embrollo. Una historia sencilla y divertida, que introducirá a pequeños y a mayores en el fascinante lenguaje de las emociones».

¿Por qué el «MONSTRUO DE COLORES»?

Su éxito es consecuencia de la originalidad y de la sencillez con la que aborda un tema tan complejo como es el de las emociones.
En la mayoría de las ocasiones la excelencia se encuentra en lo sencillo y este libro infantil es claro ejemplo de ello.
Un libro con el que se podrá trabajar de forma dinámica la Inteligencia Emocional en los niños.
Es una historia divertidísima.

El protagonista no es un príncipe ni una dulce princesa ni tampoco un bonito animal. El protagonista es un monstruo. ¡Sí, un monstruo! Muy diferente a lo que estamos acostumbrados, ¿verdad? El hecho de que el protagonista sea un monstruo capta la atención de los niños de manera instantánea y parecen quedar inmersos por el personaje.

Este monstruo se encuentra raro, confuso y aturdido, no sabe qué le pasa. ¡Está hecho un lío con sus emociones! Sin embargo, tiene mucha suerte, una niña sale a su búsqueda y le ayuda a salir del embrollo en el que se encuentra.

En este libro, la autora relaciona las emociones con un color. Este es uno de los recursos de gran utilidad para los niños. Sin duda, les ayuda a identificar cada emoción trabajándolas a su vez de distinta manera. «El MONSTRUO DE COLORES no sabe qué le pasa. Se ha hecho un lío con las emociones y ahora le toca deshacer el embrollo. Una historia sencilla y divertida, que introducirá a pequeños y a mayores en el fascinante lenguaje de las emociones».

¿Qué enseña el monstruo de los colores?

  • Tomar conciencia de la existencia de las emociones.
  • Identificar las emociones: alegría, tristeza, rabia o enfado, miedo y calma.
  • Conocer la definición de cada una de las emociones.
  • Saber cuáles son las principales manifestaciones de cada emoción.
  • Reconocer cómo se sienten cuando tienen cada una de las emociones.
  • Aprender a gestionar y manejar las emociones de manera correcta.

Las emociones son los motores con los que nos movemos

Si queremos educar niños fuertes tenemos que saber que la inteligencia emocional es la clave

Rabietas en los niños

¿QUÉ SON LAS RABIETAS?

  • Las rabietas son conductas normales en el desarrollo del niño
  • Normalmente gritan, lloran, patalean.. y aveces dañan objetos personas o así mismos.
  • Una forma (muy intensa) de expresar angustia, malestar, enfado.. por el niño

que son las rabietas en los niños

¿POR QUÉ OCURREN LAS RABIETAS EN LOS NIÑ@S?

  • Frustración por un conflicto entre sus deseos y sus límites impuestos
  • Se desarrolla el » yo» , soy distinto y puedo tomar más decisiones= deseo de independencia y autonomía
  • Aún no controlan sus emociones
  • Limitación en el lenguaje, difícil expresarse
  • Fase (2-3 años) de egocentrismo ( todo es para mí, todo es mío)
  • Aveces por sueño, hambre, cansancio.

¿QUÉ HAGO SI MI HIJ@ TIENE UNA RABIETA?

👉  Elige las batallas:

  • Quiere jugar a otro juego/quiere otra camiseta=puedes ceder
  • Quiere jugar en el balcón de un mueble= no cedes

👉 Acepta su emoción (si dices » no grites» » no llores» no aceptas su emoción. Mejor: «Entiendo que estás enfadado porque tu querías jugar un rato más» o «Veo que estás enfadado» o «Tu querías el juguete».

porque se producen las rabietas de los niños

👉  Quédate a su lado, baja a su altura

👉  Explicale porqué le has dicho que no

👉  Ofrece una alternativa: ¿Qué te parece si jugamos a este juego después del bañito?

Ponte en su lugar: Quiero jugar con mamá/pápa pero me llevan al cole y se van a trabajar. Quiero jugar con mamá/pápa pero están haciendo la cena, la colada, trabajando más.. ¿Por qué nunca puede ser como yo necesito que sea?

👉  Cambia el enfoque, piensa «vamos a aprender juntos», es una oportunidad de crecimiento, de aprender sobre ti mismo y sobre tu hijo y de unión con tu peque (habréis superado momentos difíciles juntos ,habrás estado a su lado cuando se ha sentido mal)

que puedo hacer ante una rabieta del peque

👉  Ponte en su lugar (recuerda cómo te sientes cuando sólo quieres llorar y desahogarte y cómo necesitas que te ayuden los demás)

👉  Déjale espacio, aveces necesitan moverse para desagoharse antes de acercarse.

👉  Cuando creas que es el momento, pregúntale si quiere un abrazo o contacto físico

Perdónate: no siempre sabrás gestionarlo bien, si un día fallas, mañana tendrás, más oportunidades.

¿QUÉ NO HACER SI PILLA UNA RABIETA?

que no tengo que hacer ante una rabieta de los niños

  • Gritar o amenazar.. La rabieta empeorará porque se añadirá el miedo a su emoción
  • Compararlo con otro niño, cada niño es distinto y eso no es bueno ni malo ( uno no hace rabietas con 2 y si con 4 años,etc)
  • Abrazarle si no quiere contacto
  • Culparte a ti… no es por ti por tu estilo de crianza, es una fase normal
  • Abandonar o ignorar (si tú te sientes mal y lloras… ¿No necesitas que te escuchen, comprendan y consuelen?

PREVENCIÓN DE LAS RABIETAS: COMO ACTUAR PARA EVITARLAS

  • Avisále con tiempo: » cuando este reloj de arena termine iremos al baño»,» un puzzle más y nos vestimos»
  • Prepárate si siempre ocurre a la misma hora: por ej por las mañanas se despierta enfadado: Prepara el dia anterior lo que vas a necesitar ( desayuno, ropa) para no tener que gestionar el enfado y además de organizar lo que necesitas y dale tiempo; iros a dormir mas pronto, levantaros mas pronto (para gestionar la rabieta se necesita tiempo. Si os levantais antes el peque no tendrá la sensación de prisa y estará más tranquilo)
  • Establece límites claros en casa. Es mejor menos (los necesarios) pero constantes ( que no cambien) y claros( fáciles de entender)
  • Elige el momento; si el peque está cansado quizá no es buen momento para ir al súper o para ir corriendo a un recado. Elige el mejor momento para cada actividad.

Vivimos en un mundo de prisas, donde la conciliación es muchas veces inexistente. Este día a dia no permite que los niños se tomen su tiempo: para jugar, para estar con nosotros lo que necesitan, para vestirse solos.. y sí, también para estallar. Aveces pienso en como ha sido su día: quería jugar a los bebés pero después de 10min los hemos dejado para desayunar, quería jugar a los puzzles pero los hemos dejado para vestirnos..
¡Lo más normal es que quiera jugar y lo más normal es que necesite su tiempo de juego sin reloj y sin obligaciones!

Es una actividad donde los niños interactúan con diferentes tipos de materiales, es la continuación del juego “la cesta de los tesoros” (propuesta de juego para bebés de menos de 12 meses que consiste en una caja o cesta donde se meten objetos de diferentes materiales y texturas. La idea principal es que los pequeños no utilicen los típicos juguetes infantiles, sino elementos de uso cotidiano que solemos tener en nuestros hogares).

Este juego se basa en la exploración sistemática y se realiza en grupos. Se manipula y combina libremente gran variedad de objetos no didácticos y se exploran las distintas posibilidades. La exploración consiste en abrir y cerrar, tapar, destapar, apilar, comparar, llenar y vaciar. Una vez terminada la “investigación” el material se recoge y se clasifica.

Este juego se puede iniciar más o menos desde que el niño tiene 12 meses hasta los 2 años de edad. Los beneficios del juego heurístico y sus materiales El juego heurístico tiene múltiples beneficios para los más peques de la casa:

  • Desarrolla capacidades cognitivas: comprender, relacionar, conocer…
  • Incentiva la imaginación y la creatividad de los niños.
  • Favorece las capacidades perceptivas: visión, oído, tacto, gusto, olor…
  • Tiene beneficios corporales: desarrollo de la motricidad gruesa y fina.
  • Ayuda a tomar conciencia de las leyes de la naturaleza (gravedad y equilibrio).
  • Al practicar la selección y discriminación entre categorías de objetos diferentes, establecen la base del pensamiento matemático.
  • Enseña valores éticos: respeto, tolerancia, colaboración…
  • Aporta beneficios afectivos: disfrutar, valorar, querer… También tiene ventajas sociales: colaborar, compartir…

Fases del juego heurístico

La sesión de juego heurístico debe durar unos 45 minutos y se divide en 3 partes muy importantes.

  • En la primera, la fase preparatoria, el adulto prepara el material en un espacio de juego vacío (una alfombra, un suelo despejado) y libre de otros elementos de juego. Selecciona tres tipos de materiales sensoriales diferentes y elige los recipientes más adecuados que harán la función de contenedor. Los niños pueden encontrar el material esparcido por el suelo o bien, pueden observar cómo el educador lo va colocando.
  • La segunda es la fase del juego o de exploración, donde los niños experimentan con los objetos que les han seleccionado. Combinan y exploran libremente los diferentes materiales, se preguntan para qué sirven y qué pueden hacer con ellos. También comienzan a emparejar, tapar, destapar, abrir, cerrar, llenar, sacar, separar, girar, encajar, apilar, equilibrar, rodar, agrupar, etc.
  • La tercera es la fase de la recogida, en la que tendrán que clasificar y organizar el material en su lugar correspondiente. Los peques recogen el material y lo “catalogan” con la ayuda del adulto, guardando cada material dentro de su bolsa, cesta, caja o cajón correspondiente. El adulto les va indicando su nombre, cualidades, forma, la cantidad y el lugar donde se encuentra en relación con los demás objetos (debajo de, allí hay dos más, son cilindros, piezas de madera, etc.).

«Cualquier ayuda innecesaria es un obstáculo para el desarrollo»

María Montessori

El papel del adulto

La función del adulto o el educador en el juego heurístico es fundamentalmente el de facilitador. Una vez facilitados los materiales y sus contenedores, debe permanecer en silencio, atento y observando en un punto estratégico desde donde pueda ver y ser visto por los peques.

No debe estimular ni sugerir nada, ni elogiar, criticar o dirigir lo que deben hacer. En el juego heurístico no hay aciertos ni equivocaciones, no existen pautas. Es un juego libre en el que el adulto sólo debe intervenir cuando haga falta, por ejemplo, para ordenar los objetos que se dispersen, animar la acción de algún niño indeciso, evitar una pelea etc. La regla general es que debe causar la menor interrupción posible. Lo cierto, es que, a pesar del papel aparentemente pasivo del adulto, resulta fascinante observar cómo los peques descubren por voluntad propia, sin que ningún adulto les oriente, las características de los objetos y cómo adquieren nociones de volumen, color, texturas, etc.

ZAIRA MARTÍN SORIANO

HAY DOS FRASES QUE DEFINEN A LA PERFECCIÓN LA PEDAGOGÍA DE MARÍA MONTESSORI, UNA DE ELLAS ES “SIGUE AL NIÑO” Y LA OTRA “AYÚDALE A HACER POR SÍ MISMO”.

La infancia es el momento perfecto para dotar al niño de las herramientas necesarias para que tome sus propias decisiones, para que adquiera aprendizaje y que sepa gestionarlo. Hay un momento, en el que el peque os dice “yo solito” y es el momento adecuado de dejarle hacer por sí mismo, quizás con nuestra ayuda. Es importante, no impedir el desarrollo de su autonomía, porque con la autonomía aprenden a pensar por sí mismos y potenciaremos su autoestima.

Para poder dotar a los peques de dicha independencia es necesario que cómo padres y madres aprendamos a cultivar la confianza en ellos. Si confiamos, no tendrán miedo a equivocarse, aprenderemos en el proceso no sólo al alcanzar el resultado.

La importancia de la vida práctica Montessori

El área de vida práctica en la metodología Montessori, se desarrolla mas entre los 3 a 6 años porque permite trabajar la coordinación, la independencia, el orden y la concentración, pero podemos iniciar ya este tipo de trabajo, o al menos ir encaminándolo a los 2 años. Con la vida práctica trabajamos muchas cosas más:

  • Coordinación: se adquiere mediante la motricidad gruesa y fina, la coordinación mano-ojo y el control del movimiento. Es necesaria para la exploración del entorno.
  • Independencia: se adquiere mediante actividades del cuidado personal, del cuidado del entorno y Gracia y Cortesía.
  • Orden: todos los niños necesitan un orden externo para construir un orden interno. El área de vida práctica Montessori hay una serie de actividades que tienen que ser ejecutadas mediante una secuencia temporal de pasos. Los materiales, se colocan en bandejas de manera sencilla que para usar deben ponerse encima de una mesa o en una alfombra en el suelo.

«La esencia de la educación Montessori es ayudar al niño en su desarrollo y ayudarlo a adaptarse a cualquier condición que el presente le requiera.»

Y lo más importante, tras coger la bandeja del mueble, trabajar con el material, hay que colocarlo tal y como estaba. Y así se adquiere un orden.

  • Concentración: es una condición primordial y necesaria para el aprendizaje. Se adquiere mediante la motivación del orden de tareas, materiales atractivos para el niño, libertad de decisión a la hora de trabajar y el apoyo del adulto como guía, sin interrupciones, sin juicios.

Cómo trabajar la vida práctica en casa:

Actividades para el cuidado de uno mismo.

  • Quitarse y ponerse el abrigo, colgarlo de su percha.
  • Lavarse las manos y la cara.
  • Quitarse y ponerse las zapatillas y dejarlas en su estante, donde está su nombre. Lavarse los dientes.
  • Cepillarse el pelo.
  • Abotonarse y desabotonarse.
  • Elegir la ropa.

Actividades del cuidado del ambiente

Son una serie de rutinas diarias que se ejecutan tanto en el ambiente como en el hogar familiar. El objetivo principal es transmitir la importancia de cuidar, limpiar y ordenar lo que está a nuestro alrededor.

  • Barrer.
  • Fregar el suelo.
  • Fregar la vajilla.
  • Regar las plantas.
  • Tender la ropa.
  • Cortar las verduras.
  • Usar un trapo para limpiar.
  • Batir, cortar y mezclar alimentos.
  • Poner, quitar y limpiar la mesa.
  • Abrir y cerrar objetos pequeños.

Actividades de Gracia y Cortesía

Su función es la de adquirir habilidades sociales, la Gracia se consigue mediante el perfeccionamiento y coordinación de ciertos movimientos, y con la Cortesía adquieren modales, interés hacia los demás y respeto hacia el prójimo.

  • Transportar una silla o una bandeja.
  • Sonarse la nariz.
  • Ayudar o pedir ayuda.
  • Esperar turno.
  • Doblar una servilleta.
  • Ofrecer alimentos o bebida.
  • Saludar al entrar y despedirse al salir.
  • Dejar pasar.
  • Pedir las cosas por favor.

Pilar Sevilla Rodríguez

Ya sea cuando nos despedimos, cuando salimos por la puerta con la manita, cuando aplaudimos, cuando les ofrecemos los brazos para cogerles. Los gestos son una parte fundamental del lenguaje y desarrollo social de los niños.

¿POR QUE SON IMPORTANTES?

Ayudan a los niños a entender.

Los gestos apoyan el desarrollo del lenguaje receptivo del niño o sus habilidades para entender este lenguaje. Usarlos refuerza también el aprendizaje de idiomas como por ejemplo fingir que nuestra mano es un vaso y llevárnosla a la boca para decir “beber”.

Ayudan a los niños a comunicarse.

Los gestos son una parte integral del desarrollo del lenguaje expresivo del niño y cumplen un papel de protagonismo durante los meses que conducen a las primeras palabras. Antes de poder decir “No”, puede negar con su cabeza

También, apoyan la comunicación social. Como por ejemplo saludar a los demás, gestos como decir hola o adiós con sus manos, mover la cabeza para decir si o no, mandar besos, levantar los brazos para que les cojamos u ofrecerte un juguete para querer jugar. Estas son acciones que ayudan a la relación social de los niños y ayudan a conectarse con las personas.

¿COMO EVOLUCIONAN LOS GESTOS?

Alrededor de los 10 meses de edad los niños generalmente empiezan a utilizarlos y estos son algunos de los gestos mas comunes durante 24 meses.

12 MESES

Dice adiós– Los niños se despiden con la mano y lo hacen de manera torpe hasta que sus habilidades motrices finas están mas desarrolladas.

Niega con la cabeza– lo hace para mostrar que no quiere algo.
Te agarra– lo hace porque quiere que le pongas atención.

Intenta alcanzar objetos– llega a tocar algo interesante, te extiende la mano si quiere que le des algo que tienes y extiende los brazos cuando quiere que le cojas.

Muestra y da– tiene en sus manos un objeto que le interesa y quiere que lo veas y hay a veces que te lo entrega para que juegues con el.

Señala– este es uno de los gestos mas poderosos, el cual hacen para llamar la atención de algo que quieren mostrarnos. Sus primeros intentos de esta acción incluyen todos sus deditos y más adelante llegaran al clásico señalamiento con el dedo índice.

Aplauden– algunos niños comienzan muy temprano, estos lo hacen para mostrar emoción o para entretenerse y captar la atención de los demás.

16 MESES

Asienten con la cabeza– con ello indica un “si” como respuesta o que esta de acuerdo con algo Chocan la mano-el típico ¡choca esos cinco! chocar la mano con la de otra persona les resulta de lo mas divertido.

24 MESES

Gestos simbólicos– estos incluyen gestos como encogerse los hombros para decir “no lo sé” sostener las manos para preguntar ¿Dónde se ha ido? Fruncir el ceño y sacar sus morritos para transmitir su enfado

Al igual que hablar con los niños, el uso de los gestos es parte integral del desarrollo de su lenguaje. Mientras mas gestos vea en sus figuras de referencia (sus papis, sus abuelos, sus tíos, la profe) más gestos hará el mismo y con estos mejorara su destreza lingüística.

La mejor manera de conseguir que haga gestos es darle ejemplo y practicarlos con ellos a diario

Pastora Velasco

El desarrollo motor es un proceso secuencial y dinámico que se produce a lo largo de la infancia, mediante el cual los humanos adquirimos una gran cantidad de habilidades motoras encaminadas a lograr la independencia física y funcional, mientras se produce la maduración del sistema nervioso, este desarrollo está unido al desarrollo psicológico, social, sensorial y propioceptivo.

«EL DESARROLLO DESDE QUE LOS NIÑOS NACEN HASTA QUE EMPIEZAN A CAMINAR ES EL MOMENTO DONDE SE SIENTAN TODAS LAS BASES PARA TODAS LAS ETAPAS POSTERIORES.»

HITOS Y DESTREZAS ADQUIRIDAS SEGÚN LA EDAD CRONOLÓGICA (ORIENTATIVO)

Los niños recien nacidos, nacen replegados sobre si mismos, ya que es una continuidad de como se sienten en el utero materno (extremidades flexionadas) y durante los primeros meses esas extremidades se van a ir desplegando.

A los tres meses se produce el primer cambio en el desarrollo motor, y es que hasta el momento la cabeza de los bebes había estado ladeada o bien en un lado o bien en otro y a los tres meses son capaces de adquirir la línea media, adquiere una simetría en su cuerpo, en su tronco, cabeza y miembros.

Hasta ahora los miembros funcionaban de manera independiente y a partir de ahora el control de estos es voluntario.

En esta etapa también son capaces de subir las piernas al mismo tiempo junto con los puños a la boca conocido como el patrón mano-mano boca. Sus puntos de apoyo se reducirán, por lo tanto el niño será capaz de estar explorando su cuerpo de forma voluntaria ya sea boca-arriba o de lado.

Según va pasando el tiempo, van madurando y van conociéndose empieza aparecer un interés por los objetos y aparece lo que se conoce por una presión intencionada que es el agarre de un objeto. La mirada anteriormente estaba centrada en sus manitas, pies.., y ahora esta centrada en los objetos.

Por lo tanto, aproximadamente a los seis meses va a haber un nuevo cambio, el cambio es que hasta ahora, los hemisferios del cerebro estaban en relación pero funcionaban por separado (si los niños ven un objeto por el lado derecho lo intentan coger por el lado derecho y viceversa, pero no había un cruce de informacion entre los dos lados) es ahora, a los seis meses cuando traspasan esa línea media y son capaces de hacerlo ya que hay un nuevo cambio a nivel cerebral. Observan el objeto, lo captan con la mirada y si no llegan a por el, lanza el brazo contrario y nace el volteo.

«Moverse para aprender»

El desarrollo motor se rige por dos leyes: Ley cefalo cudal y proximo distal.

La ley céfalo caudal dice que los niños se desarrollan desde la cabeza hasta los pies de ahi que primero sostienen la cabeza y la próximo distal dice que nos desarrollamos desde el centro de nuestro cuerpo hasta la punta de los dedos.

Por este motivo veremos mientras los niños esten boca-abajo todo el desarrollo de la ley céfalo caudal, con muchos puntos de apoyo mayormente apoyandose sobre los codos y progresivamente van a ir elevando esos puntos de apoyo a sus palmas de las manos que va a llevar a la aparición del desplazamiento.

El desplazamiento comienza siendo un arrastre hacia atrás ya que se impulsa con las manitas y se va hacia atrás, también, aparece el reptado circular, es decir, el bebe tumbado boca-abajo al mover sus brazos hace movimientos circulares. El arrastre, este lo logran utilizando los los brazos al mismo tiempo cogiendo el impulso para avanzar. Por último aparece el reptado, movimiento similar al arrastre pero que nos demuestra un cambio a nivel neurologico ya que son capaces de coordinar brazo y pierna.

Esta etapa es esencial para los niños ya que si los niños en vez de pasar tiempo en el suelo están en una hamaca, en una trona o en un carro no va a poder demostrar todos estos potenciales.

Una vez pasados los seis meses, van disminuyendo los puntos de apoyo, cada vez van necesitando menos superficie sobre el suelo, se van elevando los puntos de apoyo como bien nos dice la ley céfalo caudal, y logran conseguir la postura cuadrupedia (cuatro patas), en el principio del aprendizaje de esta postura no avanzan, se balancean. Es a partir de este momento donde pueden ocurrir dos cosas en un periodo muy corto y es que comienzan o bien a sentarse por sí mismos o bien a gatear.

La postura de sentado también se puede lograr desde la postura boca-abajo, llamado sedestacion oblicua (apoyo del codo, estiran la mano y quedan sentados). Este proceso es un proceso super rápido comparado con todos los anteriores.

Después de todos los periodos anteriores, una vez ya se desplaza, ya gatea, ya repta… llega a un lugar donde puede apoyar las manos y aparece una nueva posición al rededor de los 9/10 meses que es la postura de rodillas, una vez ya adquirida la postura de rodilla, la siguiente postura la lograran liberando una pierna, esta postura se conoce como la posición del caballero que les va a permitir a comienza a ponerse de pie con apoyos.

Ahora es cuando se pasaran todo el dia intercalando posturas, me levando, me agacho, me pongo a gatear, ahora me pongo otra vez de pie… ya que están aprendiendo todas sus posturas y las quieren experimentar.
Una vez ya se colocan de pie y se agarran en una superficie y en torno al año aparece lo que se llama marcha lateral, que consiste en andar sobre una superficie mientras mantienen las manos apoyadas utilizando brazo y pierna. En este proceso pasaran un largo periodo de tiempo ya que esta marcha tiene mucha importancia la cual hay que respetar y no tener prisa para que echen a andar.

A lo largo del año desarrollaran la marcha

 

LAURA ESTREMERA

«No es moverse por mover si no moverse para aprender»

PASTORA VELASCO

CONFIASTEIS en que se desarrollaría, en que crecería y en que llegaría un día que estaría listo para nacer; estaba preparado para ello por naturaleza.

CONFÍA en que llegará un día que estará maduro para ello. El desarrollo infantil NO es una carrera, es importante respetar su tiempo, su ritmo, su naturaleza (y no el que, a nosotros, los adultos, nos gustaría)

Recuerda, no podemos «enseñar» a controlar esfínteres, pero sí ACOMPAÑAR el proceso.

El niño y niña sano acabará controlando esfínteres, nosotros tenemos el mando sobre cómo pueden vivir ese proceso.

 

¿Qué es?

El control de esfínteres es un proceso, significa entonces que lleva su tiempo y diferentes momentos. Pues algo que a los adultos nos parece tan sencillo, implica mecanismos neurológicos, motores y emocionales que deben funcionar de forma coordinada.

El cerebro también tiene un gran papel en este proceso, entre otras cosas es el encargado de decidir cuándo se puede hacer pis y cuando no, de tomar conciencia del cuerpo, cuándo avisar… pero el cerebro humano tampoco está maduro al nacer, la parte de la corteza, que decide, que inhibe el hacerlo si no es adecuado, que avisa… es de las últimas en madurar. En el medio del cerebro, se encuentra el sistema emocional, por lo que toda la información de los esfínteres y su vivencia pasa por las emociones antes de llegar a la corteza, de ahí que cobre gran importancia cómo el niño viva el proceso del control de esfínteres. Una vez de la información llega a la corteza, vuelve a bajar por la médula hasta la vejiga.

Con la información que hoy tenemos, vemos que controlar los esfínteres es mucho más complicado que simplemente sentar al niño en un orinal a unas horas determinadas y que es un proceso de maduración y no de aprendizaje.
Los niños y las niñas primero se dan cuenta de que han hecho pis o caca después de hacerla, más adelante toman conciencia de que está saliendo el pis o la caca mientras está saliendo y antes poco a poco van discriminando las señales que les envía su cuerpo antes de comenzar a salir el pis o la caca, y pueden anticipar lo que va a ocurrir, dejar lo que están haciendo y buscar un lugar adecuado para ello.

Es importante: no confundir las primeras señales creyendo que el niño o niña ya está preparado para dejar el pañal.

¿Cuándo empezar?

Conforme el niño y la niña crece, va madurando su sistema nervioso, pero no todos los niños y niñas maduran a la vez.

Es un proceso que necesita tiempo y que presenta múltiples avances y retrocesos.

Como los niños y niñas nacen en todos los meses del año y además cada uno madura a su ritmo, habrá niños que dejarán el pañal en verano, otros en otoño, otros en primavera y otros en invierno. Se suele esperar al verano para “quitar el pañal” pero si un niño o niña está preparado, mojará poca ropa

¿Están preparados?

Algunas de estas señales son:

  • Pregunta qué es lo que estamos haciendo en el váter (siempre y cuando nos vean),es decir, tiene curiosidad.
  • Se quita y baja la ropa.
  • Quiere sentarse al váter o al orinal (por voluntad del niño o niña, no porque el adulto lo sienta, ni porque el adulto le crea una rutina, le premia o insiste)
  • Se esconde para hacer caca (como los adultos).
  • Empieza a decir que se ha hecho pipi o caca después de hacerlo (que tome conciencia no nos indica que controle sus esfínteres), después empieza a nombrarlo mientras lo hace y por último aprende a avisar antes.

Hay que tener en cuenta que el control de la orina nocturno es diferente del diurno, se debe a una hormona, por lo que es un mecanismo diferente y más lento

¿Qué podemos hacer ?

En primer lugar, es muy importante comunicación y trabajo en equipo entre familia y escuela, como todas las cosas que tienen que ver con los más pequeños si trabajamos JUNTOS les resultará más sencillo y se alcanzará antes la meta. Por eso, es muy importante busca el momento óptimo para ponernos a ello (que no coincida con la llegada de un hermanit@, con la retirada del chupete, que sea una época sin estrés o sin mucha carga laboral de los papás) sobretodo porque precisa dedicación.

El sábado por la mañana al levantarse, le quitáis el pañal y les sentáis en el WC con adaptador (sobre todo porque no se acostumbren al orinal ya que aquí al haber muchos niños no se usan por motivos higiénicos) estáis con ellos un ratito (el tiempo que se sientan cómodos) y observáis si han hecho pis o no. Si no ha hecho, el tiempo de volver a sentarnos un rato deberá ser menor, mientras que si lo ha conseguido podréis alargarlo. Sois vosotros quienes que tenéis que manejar estos tiempos porque incluso con el control de esfínteres adquirido es muy complicado que ellos lo pidan, entre otras cosas porque tienen otras prioridades, por ejemplo, jugar. Es importante la CONSTANCIA, no es recomendable que los primeros días les volvamos locos te quito el pañal en casa, vamos de visita te lo pongo, te lo quito otro rato…si no es el momento adecuado…mejor posponerlo.

En estos primeros días el pañal se volverá a poner para la siesta y por supuesto para la noche desde el principio (aunque duerman con pañal) evitar la ingesta de mucho líquido a última hora, sentarles justo antes de dormir y después ya ponerles el pañal y por la mañana a primera hora quitarlo (así tendremos una referencia de cómo evolucionaba el control nocturno para poder afrontar este nuevo reto cuando estén listos).

El lunes ya vendrán al cole sin pañal (podéis poner un empapador de los de algodón en la silla del coche por si hay algún escape) y con la mochila llena de mudas y bolsas de plástico para separar lo limpio de lo mojado.

Los días complicados deberían durar como mucho una semana, esto no quiere decir que el día 8 ya lo tenga controlado perfectamente, si no que los escapes cada vez serán más puntuales, si no es así, quizás no sea el momento de afrontar este reto y no pasa nada…. paramos y más adelante lo intentamos de nuevo. Es un proceso muy emocional así que con paciencia y con mucho cariño.

Miriam Pérez Horcajada

Como habéis podido comprobar en el aula estamos empezando a realizar provocaciones.

MIRIAM PÉREZ HORCAJADA

PROVOCACIONES INFANTILES

¿A qué me refiero con eso de provocaciones?

Es una invitación, una sugerencia, colocada en un rincón del aula que invite a los niños y niñas a participar, a interesar por lo que hay preparado, para explorarlo, utilizarlo y por tanto aprender por descubrimiento.

Para entender que son, creo importante destacar tres principios del enfoque:

  • el papel activo del niño, constructor de su propio aprendizaje sin la necesidad directiva constante por parte del adulto,
  • la importancia del ambiente y
  • el papel bidireccional del adulto, guía y observador de los niños y niñas.

¿Qué elementos se necesitan para poder realizarlas?

En las provocaciones se seleccionan unos materiales diferentes en función de las necesidades e intereses observadas previamente en el aula, estos materiales son preferiblemente naturales o que aporten diferente información sensorial, que combinen entre si, que permitan expresarse

¿Cómo se realiza?

El adulto se preguntará entonces como realizar una presentación de materiales para que sean provocadores e inciten a su interacción, podemos realizar una provocación de un tema para averiguar que conocimiento tienen del mismo.

La figura del adulto no les explica lo que hay que hacer, no les sugiere, ni tampoco les dirige juego; sino que son los niños y las niñas qué por su curiosidad, deseo, sus ganas de descubrir y explorar… los que se acercan al material y le dan el uso que necesitan en ese momento.

¿Qué queremos conseguir con ellas?

Las provocaciones son por tanto un motor de aprendizaje, un aprendizaje constructivista, es decir que va emergiendo de lo que va descubriendo el niño.


El adulto, observando obtiene información sobre cada niño y niña tal cual es, sobre sus necesidades e intereses, evolución y desarrollo, a la vez que es la figura de referencia para que se sientan seguros y puedan explorar.

Las provocaciones no tienen objetivos predefinidos, es decir, no esperamos que los niños y las niñas reaccionen de una determinada manera, es una actividad de final abierto, en la que el resultado no estará ni bien ni mal, son especialmente positivas para el desarrollo de los niños y niñas.

Tienen múltiples beneficios; invitan a la acción y ayudan en la atención, capacidad de concentración, imaginación y creatividad, capacidad de tomar decisiones y fomentan el juego simbólico.

En mi opinión sobre ellas, si se realizan tras una observación cuidadosa de los intereses de los niños y las niñas y estamos dispuestos a dejarnos sorprender por lo que hagan los niños y niñas (ya que muchas veces no harán lo que pensábamos que iban hacer con el material) creo que son maravillosas, permiten que se sorprendan, maravillen, como diríamos una chispa que enciende esas ganas de juego y por lo tanto de aprendizaje.

 

Imaginemos todo lo que podemos ser capaces de hacer con una acción aparentemente tan sencilla. Os animo a introducirlas en vuestras casas.

Ideas para trabajar con una pelota de pilates

La pelota de pilates es una gran aliada para estimular a tu bebé y fomentar que esté boca abajo. En un primer momento, esta posición no les gusta porque la visión que tienen de las cosas es muy limitada, su movilidad es reducida y sienten frustración por no poder alcanzar lo que tienen a su alrededor, en otras ocasiones han pasado tanto tiempo boca arriba que les cuesta un esfuerzo enorme mantenerse en esta postura. Estar sobre la pelota les permite un campo de visión mayor. Además a ti te permite colocarte a la altura de su cara y hablarle, lo que le mantendrá tranquilo, seguro y le distraerá.

Cómo usar la pelota con un bebé.

Por otra parte al ser una superficie circular y no plana le permite tener las manos libres sin tener que aguantar el peso del tronco.

Colocando a tu bebé sobre una pelota estarás ayudándole a fortalecer su musculatura, practicar el agarre con las manos y desarrollar el equilibrio (sistema vestibular).

Es importante que valores el estado de ánimo de tu bebé antes de jugar con él.

Al principio, puede ser que se sienta abrumado y se irrite ante un nuevo estímulo. Empieza por ponerlo en contacto con la pelota unos minutos de diferentes posturas y cuando se haya acostumbrado a esta nueva sensación realiza los demás juegos.

PASAR TIEMPO BOCA ABAJO…. favorece el desarrollo motor.

Practica hasta que ambos os sintáis seguros

Viste a tu bebé con ropa cómoda para esta actividad. Si es posible que cubra sus piernas y brazos para evitar el roce directo de la piel con la goma de la que está hecha la pelota. Evita poner mantas o toallas entre tu bebé y la pelota, ya que podrían favorecer que se resbale y caiga.

 

  • Primero tumba a tu bebé boca abajo sobre la pelota. Con una mano o las dos sujétalo presionando sobre su espalda o culete. De esta manera moverás la pelota y tu bebé a la vez. Es importante que lo muevas en todas las direcciones: delante-atrás, derecha-izquierda y en diagonal.

Estos movimientos deben ser suaves y acompasados. De esta manera su cuerpo siente el efecto de la gravedad que intenta separarlo de la pelota y moviliza todos los músculos para seguir en contacto con ella. Si además lo acompañáis del estímulo sonoro de una canción al ritmo del movimiento, la actividad será mucho más completa y enriquecedora.

Una vez has probado esta postura y tu bebé se siente cómodo puedes tumbarlo de lado sobre la pelota o boca arriba y repetir la misma operación. Con esto conseguirás que tome conciencia de cada parte de su cuerpo.

 

Al principio puede ser que tu también te sientas insegura de tener a tu bebé sobre una pelota y necesitarás, al igual que él, acostumbrarte a este nuevo juego. Practícalo unas cuantas veces antes de estimular a tu bebé con objetos.

Cuando seas capaz de controlar el cuerpo de tu bebé sobre la pelota con una sola mano será el momento de ampliar el juego e introducir, por ejemplo, un sonajero.

  • Colócate a la espalda de tu bebé y con la mano que tienes libre muestrale el sonajero delante de los ojos. A continuación trata de darle el sonajero para que lo sujete con una mano sin que se le caiga. Recuerda siempre hacer el ejercicio primero con una mano y luego la otra,ofreciendo el sonajero a ambos lados de la cabeza.

Al principio es normal que tu bebé sujete el sonajero durante unos pocos segundos en cada mano. Con este juego lo que se intenta es que aumente el tiempo de sujeción y practique el agarre. En esta capacidad influirá su desarrollo neurológico, por eso no debes forzarlo en este intento, sólo es necesario que le pongas el sonajero al alcance de su mano y esperes.

En el momento que pueda sujetar el sonajero durante un rato en la mano sin que caiga será el momento de introducir un segundo juguete en el juego. Al igual que antes, debes ofrecerle la posibilidad de alcanzar el nuevo juguete colocando delante de la mano vacía. Observarás que al intentar cogerlo soltará el sonajero que sujetaba. Los bebés tan pequeños no son capaces de mantener dos objetos, uno en cada mano, a la vez.

Igual que con el ejercicio anterior ve practicando poco a poco probando con una mano y la otra hasta llegar a conseguir que sujete cosas con las dos mano al mismo tiempo.

A medida que tu bebé crezca notarás que pide una estimulación diferente en cada momento. Cuando era un recién nacido era suficiente con tenerlo en brazos cerca de tu pecho para que pudiera olerte y sentir tu calor. Ahora que es más necesita más actividad y algo de ayuda para alcanzar todo el potencial que tiene su cuerpo y su mente.

Espero que os sirvan estas ideas de juego

Pilar Sevilla Rodríguez

¿QUÉ ES EL JUEGO DESECTRUCUTRADO?

Se trata de aquel elemento de juego que no tiene una función única o específica, sino que puede ser lo que la niña o el niño quiera o imagine. No tiene instrucciones concretas sino que su funcionalidad se la da quien lo emplea o usa. Por ejemplo, unos palos de madera, unas piedras o la arena, todos ellos son materiales sin estructura concreta o cerrada, que potencian el juego libre.

  1. El protagonista del juego es el niño o la niña.Los juegos desestructurados fomentan la proactividad del niño y la niña, haciendo que el juego gire entorno a la acción que ellos generan. El material puede ser lo que ellos decidan.
  2. Favorece su imaginación. Este material sin normas, instrucciones o límites, hace que la imaginación de la niña y el niño vuele alto y sea la que gestiona el juego. Perfecto para el desarrollo integral de su cerebro.
  3. Potencia la creatividad. La etapa de 0-6 años es la más sensible para crear y construir elaborando a través de la imaginación ya que es cuando mayor plasticidad cerebral existe. Durante toda la infancia debemos ofrecer materiales de este tipo para potenciar su creatividad de manera global.
  4. Es un juego infinito e ilimitado. No hay una edad para cada juego ni un único juego posible, sino que son incontables sus posibilidades. El material puede ser lo que la niña o el niño deseen, por lo que no tiene un fin principal y no se acaba ni se agota. Además también es un juego que enriquece a los adultos
  5. El juego libre favorece las herramientas intrínsecas de los niños y las niñas. Dependiendo de la etapa en la que se encuentre podrá desarrollar un juego u otro. Al inicio será un juego más funcional o de imitación, para después convertirse en un juego simbólico rico y de creatividad. Irá cambiando según su edad y etapa de desarrollo, exprimiendo sus cualidades intrínsecas
  6. Enriquecimiento sensorial.  Podrá experimentar con sus sentidos lo que el juego le evoque, a través del tacto, el oído, el olfato o la vista. Los materiales naturales de los que están hechos estos juegos, permiten sentir y percibir el juego con todos los sentidos.
  7. Espontaneidad. Este juego no precisa unas instrucciones rígidas, sino que todo es posible a través de la acción espontánea del niño. No existe el bien o el mal, sino que cualquier opción de juego es válida siempre que sea desde el respeto a uno mismo y a los demás.
  8. Favorece la inteligencia y el razonamiento. A través del juego desestructurado es el niño o la niña quien razona, piensa, elabora y lleva a cabo el juego, de manera autónoma. Esto activa procesamientos en él o ella que, de otro modo, no se desencadenarían.
  9. Potencia el pensamiento abstracto. Elaborar a través de nada concreto, no suele ser lo habitual en los juegos que tienen acceso los niños hoy en día, por lo que el pensamiento abstracto no suele favorecerse. En este caso es todo lo contrario.
  10. Mayor capacidad de resolución de conflictos. Al no ser una herramienta cerrada con un único uso o funcionalidad, propicia situaciones de pensamiento y resolución de conflictos. Cuando la niña o el niño se presentan, por ejemplo, ante una construcción que no pueden llevar a cabo o una idea que no son capaces en un inicio de realizar, se ven invitados a potenciar el razonamiento, el pensamiento y el ensayo- error, para así acabar resolviendo el conflicto por sí mismos.

Jugar para un niño y una niña es la posibilidad de recortar un trocito de mundo y manipularlo para entenderlo

Francesco Tonucci.

¿Os animáis a probar en casa?

  • Bolsa del tesoro: Material desestructurado perfecto para bebés y primera infancia. Con estos elementos el bebé estimula sus sentidos, conociéndolos a través del tacto, el gusto o la vista. Ideal para mejorar la motricidad fina, la coordinación óculo-manual y las destrezas manipulativas. Con ellos puede aprender a chocar objetos entre sí, a tirar y dar, rodar, girar, sonar, jugar de manera funcional, meter o sacar. Acciones imprescindibles para la autonomía diaria.
  • Bloques irregulares de madera: Se trata de unas piezas de madera desiguales, perfectas para realizar mini mundos, jugar a crear historias, aprender a apilar e incluso a destruir, siendo nosotros quienes lo apilemos y permitiendo que el niño y la niña lo derriben.

Este juego les encanta y es una etapa que los niños y niñas llevan a cabo a lo largo de su desarrollo. Con este juego podemos favorecer la espera, la paciencia, la atención, la coordinación óculo-manual, además de todas las características mencionadas anteriormente.

Tabla curva Wobbel: La tabla Wobbel de madera permite realizar un juego tanto de creatividad e imaginación como de movimiento y actividad física. A través de este material el niño o la niña podrá desarrollar un juego muy completo. La tabla puede usarse no solo para favorecer el equilibrio, la coordinación, el tono muscular o la fuerza, sino que también es un gran elemento de juego para crear mundos con nuestros personajes, o una gran pista de canicas, e incluso ser una camilla para tumbar a nuestros pacientes mientras jugamos a ser médicos.

Este elemento sirve para infinidad de utilidades y se convierte en pieza clave dentro de cualquier juego (una cuna para bebés, una montaña para jugar con muñecos, un balancín, un tobogán, una pista de carreras de coches, un barco para transportar animales…).- Construyendo con bloques de cartón: Este material de bloques de cartón es ideal para crear diferentes espacios, jugar a distintas profesiones, hacer construcciones como casas, tiendas, una cueva o un escondite, ideal para los niños y niñas, ya que les encanta tener su propio espacio y escondite para leer, jugar o crear. Un material así nos proporciona un juego libre muy variado. Podemos incluso pintar los bloques o decorarlos con otros materiales.