Ideas para trabajar con una pelota de pilates

La pelota de pilates es una gran aliada para estimular a tu bebé y fomentar que esté boca abajo. En un primer momento, esta posición no les gusta porque la visión que tienen de las cosas es muy limitada, su movilidad es reducida y sienten frustración por no poder alcanzar lo que tienen a su alrededor, en otras ocasiones han pasado tanto tiempo boca arriba que les cuesta un esfuerzo enorme mantenerse en esta postura. Estar sobre la pelota les permite un campo de visión mayor. Además a ti te permite colocarte a la altura de su cara y hablarle, lo que le mantendrá tranquilo, seguro y le distraerá.

Cómo usar la pelota con un bebé.

Por otra parte al ser una superficie circular y no plana le permite tener las manos libres sin tener que aguantar el peso del tronco.

Colocando a tu bebé sobre una pelota estarás ayudándole a fortalecer su musculatura, practicar el agarre con las manos y desarrollar el equilibrio (sistema vestibular).

Es importante que valores el estado de ánimo de tu bebé antes de jugar con él.

Al principio, puede ser que se sienta abrumado y se irrite ante un nuevo estímulo. Empieza por ponerlo en contacto con la pelota unos minutos de diferentes posturas y cuando se haya acostumbrado a esta nueva sensación realiza los demás juegos.

PASAR TIEMPO BOCA ABAJO…. favorece el desarrollo motor.

Practica hasta que ambos os sintáis seguros

Viste a tu bebé con ropa cómoda para esta actividad. Si es posible que cubra sus piernas y brazos para evitar el roce directo de la piel con la goma de la que está hecha la pelota. Evita poner mantas o toallas entre tu bebé y la pelota, ya que podrían favorecer que se resbale y caiga.

 

  • Primero tumba a tu bebé boca abajo sobre la pelota. Con una mano o las dos sujétalo presionando sobre su espalda o culete. De esta manera moverás la pelota y tu bebé a la vez. Es importante que lo muevas en todas las direcciones: delante-atrás, derecha-izquierda y en diagonal.

Estos movimientos deben ser suaves y acompasados. De esta manera su cuerpo siente el efecto de la gravedad que intenta separarlo de la pelota y moviliza todos los músculos para seguir en contacto con ella. Si además lo acompañáis del estímulo sonoro de una canción al ritmo del movimiento, la actividad será mucho más completa y enriquecedora.

Una vez has probado esta postura y tu bebé se siente cómodo puedes tumbarlo de lado sobre la pelota o boca arriba y repetir la misma operación. Con esto conseguirás que tome conciencia de cada parte de su cuerpo.

 

Al principio puede ser que tu también te sientas insegura de tener a tu bebé sobre una pelota y necesitarás, al igual que él, acostumbrarte a este nuevo juego. Practícalo unas cuantas veces antes de estimular a tu bebé con objetos.

Cuando seas capaz de controlar el cuerpo de tu bebé sobre la pelota con una sola mano será el momento de ampliar el juego e introducir, por ejemplo, un sonajero.

  • Colócate a la espalda de tu bebé y con la mano que tienes libre muestrale el sonajero delante de los ojos. A continuación trata de darle el sonajero para que lo sujete con una mano sin que se le caiga. Recuerda siempre hacer el ejercicio primero con una mano y luego la otra,ofreciendo el sonajero a ambos lados de la cabeza.

Al principio es normal que tu bebé sujete el sonajero durante unos pocos segundos en cada mano. Con este juego lo que se intenta es que aumente el tiempo de sujeción y practique el agarre. En esta capacidad influirá su desarrollo neurológico, por eso no debes forzarlo en este intento, sólo es necesario que le pongas el sonajero al alcance de su mano y esperes.

En el momento que pueda sujetar el sonajero durante un rato en la mano sin que caiga será el momento de introducir un segundo juguete en el juego. Al igual que antes, debes ofrecerle la posibilidad de alcanzar el nuevo juguete colocando delante de la mano vacía. Observarás que al intentar cogerlo soltará el sonajero que sujetaba. Los bebés tan pequeños no son capaces de mantener dos objetos, uno en cada mano, a la vez.

Igual que con el ejercicio anterior ve practicando poco a poco probando con una mano y la otra hasta llegar a conseguir que sujete cosas con las dos mano al mismo tiempo.

A medida que tu bebé crezca notarás que pide una estimulación diferente en cada momento. Cuando era un recién nacido era suficiente con tenerlo en brazos cerca de tu pecho para que pudiera olerte y sentir tu calor. Ahora que es más necesita más actividad y algo de ayuda para alcanzar todo el potencial que tiene su cuerpo y su mente.

Espero que os sirvan estas ideas de juego

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *