Ojo de bebé

La estimulación visual durante los primeros tres años de vida es crucial para el desarrollo cognitivo y sensorial de los niños. En esta etapa, el cerebro se encuentra en su fase más rápida de crecimiento y desarrollo, formando conexiones que influirán en la capacidad de aprendizaje y percepción del niño a lo largo de su vida. 

Desarrollo visual en los primeros años 

Desde el nacimiento, la visión de los peques evoluciona rápidamente. Al nacer, los bebés pueden ver a una distancia de aproximadamente 20-30 cm, lo suficiente para distinguir el rostro de la persona que los sostiene.

A medida que crecen, su capacidad para enfocar objetos lejanos, percibir colores y reconocer formas se va desarrollando poco a poco. 

  • 0-2 meses: Los bebés prefieren mirar caras humanas y objetos de alto contraste como blanco y negro. 
  • 2-4 meses: Comienzan a seguir objetos en movimiento y mostrar interés en colores brillantes. 
  • 4-6 meses: Desarrollan la coordinación ojo-mano y empiezan a explorar su entorno con la vista y el tacto. 
  • 6-12 meses: Mejoran su percepción de la profundidad y el reconocimiento de objetos familiares. 
  • 1-3 años: Refinan sus habilidades visuales y comienzan a usar la visión para aprender sobre el mundo que les rodea. 

Importancia de la estimulación visual 

  • Desarrollo Cognitivo: La estimulación visual ayuda en la formación de conexiones neuronales cruciales para el desarrollo intelectual. Ver y explorar diferentes formas, colores y patrones ayuda a los bebés a comprender su entorno y fomenta habilidades. 
  • Coordinación y Motricidad: La visión es fundamental para el desarrollo de la coordinación ojo-mano. Actividades que involucran, mirar y agarrar objetos ayudan a mejorar estas habilidades, esenciales para tareas cotidianas y futuras actividades a lo largo de su vida.  
  • Comunicación y Lenguaje: Los niños aprenden a interpretar expresiones faciales y gestos, lo que es fundamental para el desarrollo del lenguaje y la comunicación. La capacidad de leer y responder a señales visuales
  • Desarrollo Emocional: La capacidad de reconocer y responder a rostros y emociones contribuye al vínculo afectivo entre el niño y sus personas más cercanas, fomentando un sentido de seguridad y confianza

Actividades de estimulación visual 

Actividades según la edad:

o-1 años 

  • Móvil para la cuna: un móvil colocado sobre la cuna del bebé puede ayudarlo a desarrollar su percepción visual. Los bebés disfrutan de los colores, en especial blanco y negro y las formas que se mueven, y pueden seguir los movimientos con los ojos. 
  • Juguetes con texturas: los juguetes con diferentes texturas pueden ayudar al bebé a desarrollar su sentido del tacto y su percepción visual. Puedes elegir juguetes suaves, rugosos, con relieve o con diferentes formas y colores.
  • Espejo: colocar un espejo cerca del bebé puede ayudarlo a reconocer su propio reflejo y desarrollar su capacidad para enfocar y seguir objetos con la mirada. También puede ser una forma divertida de interactuar con el bebé y fomentar el vínculo emocional
  • Pelotas de colores: los bebés disfrutan de las pelotas de colores brillantes, especialmente si se les ruedan hacia ellos. Puedes rodar una pelota de un lado a otro para que el bebé la siga con la mirada y desarrolle su capacidad para enfocar objetos en movimiento. 
  • Enséñame a mirar (LA ONCE). 

Niño pequeño con gafas señalando y sonriendo

1-2 años 

  • Identificación de objetos: Se pueden seleccionar objetos cotidianos y pedirle al niño que los identifique en una imagen o en la vida real. Por ejemplo, se puede mostrar una imagen de un perro y pedirle al niño que señale al perro en la imagen
  • Juego con bloques: Se pueden proporcionar bloques de diferentes formas y colores para que el niño cree diferentes patrones y estructuras. Esto ayuda a mejorar su habilidad para identificar formas y colores.
  • Pintura con los dedos: Los niños de un año pueden disfrutar de la pintura con los dedos, proporcionándoles diferentes colores para que puedan experimentar. Esto también les ayuda a desarrollar su capacidad de manipulación y coordinación mano-ojo.
  • Ordenar objetos: Se pueden proporcionar diferentes tipos de objetos y pedirle al niño que los ordene por tamaño, color o forma. Esto les ayuda a mejorar su capacidad para comparar y clasificar objetos. 
  • Jugando con burbujas: Los niños de un año pueden disfrutar de las burbujas flotantes. Se puede soplar burbujas y alentar al niño a tocarlas, poppearlas o tratar de agarrarlas, lo que ayuda a desarrollar su coordinación mano-ojo y su capacidad para rastrear objetos en movimiento. 

 

2-3 años 

  • Encontrar objetos escondidos: Esconder objetos cotidianos y pedirle al niño que los encuentre. Esto ayuda a mejorar su capacidad para enfocar la atención y reconocer formas y colores. 
  • Juego de memoria: Colocar diferentes objetos en una bandeja y pedirle al niño que los observe durante unos segundos. Luego, cubrir los objetos y pedirle al niño que los identifique. Esto ayuda a mejorar su capacidad para recordar detalles y patrones visuales. 
  • Rompecabezas: Proporcionar rompecabezas simples con imágenes y formas reconocibles. Esto ayuda a mejorar su habilidad para identificar formas y patrones, y también su capacidad para solucionar problemas. 
  • Clasificación de objetos: Proporcionar objetos de diferentes formas, tamaños y colores y pedirle al niño que los clasifique por similitud. Esto ayuda a mejorar su capacidad para comparar y clasificar objetos. 
  • Crear patrones: Proporcionar materiales como bloques o fichas de colores y pedirle al niño que cree patrones simples, como rojo-azul-rojo-azul. Esto ayuda a mejorar su habilidad para reconocer patrones y colores. 

La estimulación visual durante los primeros años de vida es fundamental para el desarrollo integral de los niños. Mediante actividades específicas y un entorno enriquecedor, los padres y educadores pueden apoyar el crecimiento visual, cognitivo y emocional de los pequeños, sentando las bases para un aprendizaje y desarrollo saludable a lo largo de su vida. 

Pastora Velasco.

Desde el momento en que nacen los peques, les gusta que los sostengan, acaricien y mimen. Estos toques cálidos y cariñosos expresan amor y afecto. El contacto también es esencial para la salud y el desarrollo emocional de un niño. Además de los toques suaves que tu hijo recibe cuando le alimentas, le cambias su pañal y le meces, también puedas agregar el masaje para bebés a su rutina diaria de cuidado.

Es una forma simple y placentera de hacer que tu bebé se sienta seguro, protegido y cuidado. ¡Y puede ser una salvación para calmar a un bebé inquieto!

¿Cuáles son los beneficios del masaje relajante?

Los beneficios para la salud reconocidos son innumerables, estos son algunos de ellos: 

  • Tranquilizarse para lograr un sueño reparador y saludable.
  • Sentirse más tranquilo con niveles más bajos de las hormonas del estrés.
  • Relajar sus músculos, al fomentar la flexibilidad en sus brazos y piernas.
  • Respirar de manera saludable y desarrollar una buena conciencia corporal.
  • Mejorar la digestión y experimentar menos estreñimiento.
  • Alivio de diferentes patologías del bebé (gases y cólicos, molestias de la dentición, calambres…)
  • Experimentar menos síntomas irritabilidad e insomnio

Otro beneficio muy importante es la estimulación sensorial; los masajes proporcionan una estimulación táctil suave y constante en la piel del bebé, lo que activa receptores sensoriales. Sin olvidar lo importante que es el vínculo afectivo que se establece entre papá-mamá y bebé en el momento del masaje. Es un momento de relajación para todos.

«Dedícale el tiempo suficiente para disfrutarlo«.

Relación del masaje con las emociones.

Hay muchas emociones que se liberan cuando el cuerpo recibe un masaje, el bebé puede experimentar deseos de llorar o estremecimientos musculares debido a una rápida liberación de energía corporal que estaba aprisionada en tejidos y músculos contraídos. Es normal que el niño aflore algún tipo de emoción durante el masaje, ya que ciertas partes del cuerpo guardan relación con las emociones.

Tips para un masaje efectivo para tu bebé.

  1. Crea un ambiente tranquilo: Antes de comenzar el masaje, asegúrate de que el entorno sea tranquilo y relajante. Puedes reducir la luz, poner música suave y hablar en voz baja para crear un ambiente sereno.
  2. Usa un aceite suave: Utiliza un aceite suave y natural, para facilitar el deslizamiento de las manos sobre la piel del bebé (también se puede realizar el masaje con crema.)
  3. Comienza con movimientos suaves: Empieza el masaje con movimientos suaves y gentiles para acostumbrar al bebé al contacto.
  4. Sigue el ritmo del bebé: Presta atención a las señales del bebé durante el masaje. Si vuestro bebé parece incómodo o inquieto, detén el masaje o cambia la técnica. Es importante respetar los límites y la comodidad del bebé en todo momento.
  5. Incorpora el contacto visual y verbal: Durante el masaje, mantén contacto visual con el bebé y háblale en un tono suave y calmado. 
  6. Observa las reacciones del bebé: Presta atención a las reacciones del bebé durante y después del masaje. Si parece relajado, tranquilo y contento, es probable que estés haciendo un buen trabajo. Si el bebé muestra signos de malestar o irritación, ajusta tu técnica o detén el masaje según sea necesario.

Masaje en la etapa de crecimiento y entre hermanos.

El masaje no tiene porqué terminar cuando el niño crece. Se convertirá en un momento más lúdico y divertido, igual de relajante e íntimo, simplemente se irá adaptando a las necesidades del niño y la evolución de su vida: el estrés de los exámenes, las competiciones deportivas…

Los padres pueden utilizar el momento del masaje para conocer cómo le ha ido el día, sus miedos y preocupaciones.

Cuando existan hermanos mayores, el masaje será un juego alternativo entre los dos, favorecerá el vínculo de conocimiento y unión, de respeto entre ellos y de aceptación del otro, esto ayudará mucho a moderar los celos.

Marta De Lózar Franco.

Otras veces os preparo para esta sección artículos relacionados con el desarrollo de los más pequeños o con temas de neurociencia o alimentación, pero en esta ocasión me he permitido la licencia de escribiros como madre, desde el punto de vista de la maternidad aunque no pueda desligarme de mi formación docente.

¿Qué esperamos de nuestros hijos?

Podría recurrir a tópicos como que crezcan sanos y felices, pero son precisamente tópicos porque se da por hecho que es así, ni siquiera nos planteamos que pueda ser de otra manera, que tengan éxito en la vida, que sean buenas personas…

Yo para mis hijas quiero que sean personas emocionalmente estables, tan poco y tan todo a la vez, porque creo que esa es la esencia de la felicidad, asumir que la felicidad son momentos y que estos momentos deben encontrar el equilibrio con otro tipo de emociones o estados de ánimo.

Cuando hablo con compañeras o con amigas de la maternidad/paternidad me han oído decir muchas veces que “los padres perfectos no existen (por suerte)” pero sí creo que les debemos a nuestros hijos parar de vez en cuando, hacer acto de conciencia y reflexionar sobre nuestro papel como padres, valorar en qué podemos estar equivocándonos, reflexionar acerca de lo que podemos mejorar y darnos una palmadita en la espalda por todas esas cosas que hacemos bien en el día a día.

Educación y valores

Los niños de hoy en día saben de todo, inglés, ajedrez, chino, robótica, violín…, pero tengo la sensación de que en ese afán de entender la educación desde el prisma de la formación, hemos perdido mucho por el camino, se nos olvida explicarles por qué deben dejar su asiento en el autobús a una persona mayor, que para entrar en un lugar primero se ha de llamar a la puerta, pedir permiso y saludar, que comemos bien sentados y nos limpiamos con la servilleta antes de beber, que se saluda a los vecinos, a los profesores o al conductor del autobús y si es posible se acompaña ese saludo con una sonrisa…que es gratis.

«Espero para mis hijas esa educación que mis padres y mis abuelos me dieron a mí, que parece que ahora ya no está de moda o no importa tanto».

Espero que mis hijas sientan que son “mis princesas” pero que entiendan que en el día a día, en el mundo real son una más, especiales para todos los que las conocemos y las queremos, pero unas desconocidas para otros tantos…que no pasa nada por tener que esperar para conseguir lo que quieren, no todo es quiero esto y lo obtengo al momento (ni siquiera en su pequeño reino que es mi casa), que las cosas se consiguen con esfuerzo, intentando dar siempre lo mejor de uno mismo y que las cosas tienen un coste (material o no) porque cuanto más nos cuesta alcanzarlas más las valoramos y las cuidamos.

Espero para mis hijas que sean ambiciosas, pero no para conseguir logros materiales o éxitos sociales, que sean ambiciosas consigo mismas, que intenten cada día ser un poco mejor que el día anterior, que si hoy no se nos ha dado muy bien el patinete o el examen nos haya salido “regulin” el objetivo para mañana sea que esforzarnos para que nos salga un poco mejor que hoy.

Momentos especiales y reflexiones

Hace algún tiempo cayó en mis manos un artículo de una mamá psicóloga (es lo que tenemos las mamás…somos madres entre otras muchísimas facetas, cocineras, lavanderas, payasos….y las aglutinamos todas en ellas en nuestros CV de “Madre y…”) en el que contaba cómo cada noche, antes de dormir jugaba con sus hijos a “Qué suerte tengo” y en ese momento repasaban el día y decían en voz alta qué les había hecho sentirse afortunados.

Os invito a todos a que lo probéis, a que cada noche en familia os paréis a pensar en las pequeñas cosas del día a día que se nos escapan de la percepción global y las absorben las prisas y el reloj, pero que son la esencia de la vida, a veces es un simple “qué suerte tengo porque hoy he tenido educación física” o “qué suerte tengo que nos hemos ido de excursión” y otras veces es un “qué suerte tengo porque mamá y papá han jugado conmigo a las cosquillas antes de la cena”

Evidentemente espero y deseo que mis hijas sean felices, pero espero ayudarlas a entender que la felicidad convive con otros estados de ánimo (como en la película de Disney), que cuando en la vida encuentren un obstáculo, se paren, reflexionen e intenten sortearlo porque estoy segura de que lo conseguirán. Que sepan que yo estaré a su lado para lo que sea, que las acompañaré en el camino pero que no las llevaré en brazos evitando que así puedan tropezar, que les curaré las heridas con todo el amor del mundo si se caen.

Apreciando la vida y el aprendizaje

Sólo espero que se paren a mirar a sus lados para apreciar las pequeñas cosas, para ofrecer su ayuda si alguien la precisa, que crean firmemente que sonreír es algo sencillo que nos hace a todos la vida más agradable, que los problemas se superan porque todo pasa, qué sepan todas las cosas que hacen bien pero que también reflexionen para mejorar las que son mejorables (no las dejaré que crezcan creyendo que son infalibles porque aunque las adore, no lo son).

Solamente espero que si un día son madres , jueguen con sus hijos a  “qué suerte tengo” y cuando sea su turno digan “Qué suerte tengo que mi madre me enseñó este juego”.

Pilar Sevilla

Directora E.I. Caperucita Rosa

Explorar en el suelo como clave para el desarrollo óptimo. 

El primer año de vida de un bebé es un periodo crucial para su desarrollo físico y cognitivo. La estimulación y exploración activa del entorno son fundamentales para el crecimiento integral del pequeño. En este contexto, el movimiento, especialmente la oportunidad de estar en el suelo explorando, surge como un pilar fundamental para un desarrollo óptimo. 

Explorar en el Suelo: Un Mundo de Posibilidades

Cuando los bebés tienen la oportunidad de estar en el suelo, gateando y explorando, se benefician de una serie de estímulos que contribuyen a su desarrollo sensorial, motor y cognitivo. Desde los primeros meses, los bebés comienzan a desarrollar habilidades motoras gruesas y finas, coordinación, equilibrio y conciencia espacial mientras se desplazan y manipulan objetos. 

Desarrollo Propioceptivo y Vestibular: Claves para el Éxito

Estar en el suelo permite a los bebés desarrollar de manera efectiva su sistema propioceptivo y vestibular. Al gatear, rodar y moverse, los pequeños experimentan cambios de posición y movimientos que fortalecen su sentido de la posición corporal y el equilibrio. Estos son aspectos fundamentales para la coordinación y la capacidad de mantener la postura. 

Desventajas de estar en hamacas o en brazos constantemente

Aunque es natural y beneficioso sostener a los bebés en brazos y utilizar hamacas en momentos específicos, depender en exceso de estos métodos puede presentar desventajas. Pasar demasiado tiempo en hamacas o en brazos puede limitar las oportunidades de exploración y movimiento autónomo del bebé, impactando negativamente en su desarrollo motor y cognitivo. 

Riesgos de la Falta de Movimiento Autónomo

  1. Retraso en el desarrollo motor: La falta de oportunidades para explorar activamente puede resultar en un retraso en el desarrollo de habilidades motoras, como gatear y caminar.
  2. Limitación de la exploración sensorial: La exploración táctil y visual se ve reducida, afectando la capacidad del bebé para comprender su entorno y desarrollar habilidades cognitivas. 
  3. Déficits en la coordinación: La coordinación motora puede verse comprometida al no permitir al bebé la oportunidad de experimentar y ajustar sus movimientos de manera autónoma. 

Fomentando el Movimiento Saludable

  1. Tiempo libre en el suelo: Proporcionar tiempo diario para que los bebés exploren en el suelo fortalece sus habilidades motoras y sensoriales.
  2. Juguetes y estímulos adecuados: Colocar juguetes y objetos interesantes cerca del bebé mientras está en el suelo estimula la curiosidad y el deseo de explorar.
  3. Supervisión segura: Asegurarse de que el entorno del bebé sea seguro y supervisado permite un movimiento autónomo sin riesgos.

Conclusión: Movimiento como pilar del Desarrollo Infantil

En resumen, la importancia del movimiento en bebés de 0 a 12 meses es innegable. Permitirles explorar en el suelo, desplazarse y descubrir su entorno contribuye significativamente a su desarrollo integral. Como cuidadores, fomentemos un ambiente que brinde oportunidades para el movimiento autónomo, reconociendo que cada pequeño paso es un logro significativo en su viaje de crecimiento.

 

Raquel Ortiz Conde.

Maestra del equipo Caperucita Rosa

¿Cómo trabajar los rincones pedagógicos?

En esta metodología se suelen establecer diferentes espacios dentro del aula, denominados rincones, en los que se plantean actividades relacionadas con distintas áreas o campos de conocimiento

¿Cuáles son los rincones de aprendizaje?

Algunos de los rincones que suelen establecerse habitualmente son: el rincón del juego simbólico, el rincón de las construcciones, el rincón de experimentación y el rincón de relajación.

Dentro de cada uno de ellos, se trabajan diferentes actividades:

  1. Rincón del juego simbólico: en él recrean el mundo del adulto interiorizan roles y liberan conflictos afectivos a través de la dramatización. Se dispone de muñecas, cocinitas, cesto de disfraces, pinturas de maquillaje.
  2. Rincón de construcciones: se sitúan en esta zona todo tipo de juegos de construcciones, maderas, bloques, coches, etc.
  3. Rincón de material estructurado: aquí se sitúan los puzzles, dominós, juegos de asociación, bloques lógicos, material de seriación.
  4. Rincón de experimentación: es donde tenemos nuestra bandeja y toquen material tangible y todo tipo de objetos que favorezcan la experimentación y formalicen hipótesis.
  5. Rincón de relajación: se ubica alejado de la zona de paso y movimiento, en él se colocan los cuentos en una estantería y los niños lo usan para ojear libros o simplemente descansar un poco.
  • Se suelen delimitar claramente los espacios y se trabajan las rutinas para que todo el alumnado conozca la forma en que se va a trabajar en el aula. Suele haber un tiempo establecido para llevar a cabo el trabajo en los rincones, aunque lo ideal es que este sea flexible.
  • Se preparan actividades para cada rincón que suelen estar adaptadas para dar respuesta a la diversidad de capacidades del alumnado.
  • Se establece un sistema por el cual se permite al alumnado elegir el rincón en el que prefieren trabajar cada día garantizando que, a lo largo de la semana, todo el alumnado haya pasado por todos los rincones

 

Beneficios de la metodología por rincones

Algunas de las ventajas de esta metodología, de las que se pueden beneficiar niñas y niños son:

  • Participación activa: En la metodología por rincones, los educadores realizan una labor intensa previa en la preparación de materiales y actividades, pero durante el proceso de realización de las actividades es el alumnado quien toma parte activa en su propio proceso de aprendizaje. Esto es fundamental en muchos sentidos desde el punto de vista educativo.
  • Permite que los aprendizajes sean significativos.
  • Respeto de los ritmos de cada alumno/a: este tipo de organización permite diseñar tareas con diversos grados de complejidad que se adecúen al ritmo de desarrollo y aprendizaje de cada alumna/o. En una etapa tan sensible como la infancia, durante la cual los periodos sensibles tienen tanta importancia y los ritmos madurativos que se consideran dentro de la norma pueden ser tan diversos, es fundamental asegurar el respeto a esta diversidad.
  • Temática lúdica y motivadora:las actividades que se presentan en los rincones deben estar basadas en el juego y presentar temáticas motivadoras para el alumnado. Además, el hecho de poder elegir en qué rincón les apetece trabajar cada día ya implica de por sí una motivación innata
  • Desarrollo de la autonomía: una vez que conocen la dinámica, el trabajo en los rincones se desarrolla de forma autónoma. Los educadores estarán presentes como guías del proceso a quienes se puede recurrir si lo necesitan, pero se favorece que el alumnado sea protagonista de su propio aprendizaje.
  • Fomento de la organización y el orden: la metodología por rincones incluye rutinas que favorecen que niños y niñas se responsabilicen del cuidado de los materiales, de la organización de los mismos y de mantener el orden en el espacio en el que se encuentran trabajando.
  • Aprendizaje cooperativo: esta metodología favorece el trabajo en equipo y el aprendizaje cooperativo, a través del cual niños y niñas trabajan de manera coordinada entre sí con un objetivo común, fomentando así tanto la responsabilidad individual como la conciencia de equipo.

 

Miriam Pérez Horcajada
Tutora Caperucita Rosa

Esther Gómez, maestra de Audición y Lenguaje y Experta en Atención Temprana os dará las claves para estimular el lenguaje de vuestros peques.

¿Te gustaría conocer el desarrollo del lenguaje en la etapa de 1 a 3 años y cómo estimular su desarrollo?

Es un momento emocionante cuando observamos cómo nuestros hijos experimentan una evolución significativa en su capacidad lingüística, especialmente alrededor del primer año de vida. Es en este periodo que presenciamos una verdadera explosión del lenguaje, tanto en comprensión como en expresión.

Es asombroso cómo los pequeños comienzan a desplegar sus primeras palabras referenciales, marcando un hito importante en su desarrollo comunicativo. A través de la imitación, ya sea gestual u oral, los niños absorben y aprenden rápidamente, estableciendo así las bases para su futuro dominio del lenguaje.

desarrollo de lenguaje en niños

Es crucial para nosotros, como padres y cuidadores, aprovechar este periodo de desarrollo para fomentar y enriquecer el lenguaje de nuestros peques. Ya sea a través de juegos interactivos, lecturas compartidas, o simplemente conversaciones cotidianas, ya que cada interacción contribuye al crecimiento lingüístico de nuestros hijos.  

Además, es importante estar presentes y atentos a las necesidades de comunicación de nuestros pequeños. Por ello, es fundamental estar alerta a los posibles signos de alarma, que nos puedan indicar ciertas dificultades en el desarrollo del lenguaje, desde problemas de articulación hasta dificultades en la comprensión.  Cada desafío debe ser abordado con una intervención efectiva y empleando las herramientas adecuadas.

Os daremos recomendaciones prácticas para fomentar el desarrollo del lenguaje, centrándonos en lo que debemos tener en cuenta y en aquello que debemos evitar. 

Por último, os mostraremos una variedad de actividades y juegos divertidos que se pueden realizar en casa para enriquecer el vocabulario y promover la comunicación.

¡Anímate junto a nosotras en esta aventura de aprendizaje y descubrimiento mientras exploramos formas creativas de estimular el lenguaje de nuestros peques y fortalecer el vínculo padres e hijos!

 

HATARI TERAPIAS INFANTILES

Plaza España, 2, planta baja (28231) Las Rozas de Madrid

623383161

info@hatariterapias.com

guarderia las rozas

“Las instalaciones en la escuela infantil son instancias para transitar desde los sentidos –lo empírico y experiencial-  al pensamiento, a través de un escenario lúdico que ofrece una libertad de juego y acción”.

Dentro de un proyecto basado en pedagogías activas, con el niño como centro de la construcción del conocimiento del mundo,  no podían faltar las instalaciones de juego.

Se trata de crear un espacio que invite a observar, pensar, a dar nuevos significados a las cosas, a manipular… Es el niño o la niña el sujeto que interpreta lo que le rodea entrando en una interacción con lo material de forma simbólica. Es decir, deconstruye, toca, utiliza y transforma para volver a construir, otorgándole significados a estos objetos, a la relación entre ellos y al juego con sus compañeros.

Es aquí donde la elaboración de los procesos simbólicos aparece y entran en juego para potenciar la expresión en esta etapa del desarrollo humano. 

Juego pre simbólico y simbólico

El juego pre simbólico y simbólico se hacen presentes y entran en directa correspondencia con este tipo de propuestas.  Los juegos del vaciar y llenar, aparecer y desaparecer, construir y destruir; y el juego “del como sí” o “si esto fuera” emergen en este contexto libre de juego.

Dentro de estos escenarios surgen experiencias en donde niños y niñas circulan entre lo real y lo imaginario.

Este tipo de propuestas favorece también un aprendizaje constructivista donde el niño o la niña es protagonista favoreciendo la consecución de objetivos tales como:

  • El desarrollo y la potenciación de experiencias estéticas que incluyen los diferentes lenguajes de la infancia.
  • La construcción de identidad, como también el valor y respeto por el otro. 
  • Autonomía en la toma de decisiones y en el ámbito psicomotriz.
  • El placer de la transformación otorgando espacios para la imaginación, la creatividad y la confianza.

Es el adulto el que propone un escenario con una intencionalidad y es el niño o la niña el que dispone de él libremente entregándose a la posibilidad infinita de juego y transformación. 

Para ello usaremos;

  • Objetos no estructurados provenientes del reciclaje como botellas, cartón, plásticos, tapas, corchos, papeles, retazos de tela.
  • Distintas materialidades desde un contexto natural tales como arena, hojas, ramas, piedras, plumas, etc.
  • Objetos cotidianos como elementos de cocina, vasos, cucharas, bowls, diversos tipos de contenedores o pelotas, lanas, argollas, esponjas.

escuela de niños

¿Y cómo lo distribuimos en el espacio?

La elección, combinación y posición de los materiales es primordial para darle un sentido estético, armonioso y pedagógico a la propuesta. 

  • Estímulos: El espacio donde montemos la instalación preferentemente debe estar vacío de otros estímulos, paredes lisas sin distracciones, un lugar limpio, acogedor que contenga de la mejor manera a niños y niñas. Propiciamos un ambiente pulcro, pero al mismo tiempo novedoso.
  • Iluminación: El ambiente en su totalidad debe ser placentero, cuidemos la iluminación natural o artificial, con ella podemos crear una atmósfera que incentive aún más la exploración.
  • Diversidad y composición: Las diferentes formas, pesos, colores y estructuras de los objetos seleccionados se vinculan entre sí para complementarse, introducirse y actuar unas sobre otras.  Condicionamos el espacio favoreciendo el contexto simbólico y una apertura hacia el descubrimiento y el intercambio.
  • Disposición: Para disponer los objetos en este espacio puedes inspirarte en las formas que nos ofrece la naturaleza como por ejemplo los espirales; formas geométricas, círculos, cuadrados, rectángulos e incluso seguir un orden como es el caso de los mándalas. Podemos ubicarlos en el suelo, desde el techo (colgados) o ambos.  
  • Cantidad: Es importante que tanto el espacio como la suma de los materiales sean acorde a la cantidad de niños (as) que vivenciarán la propuesta. Que exista una cantidad suficiente para que cada niño (a) manipule los objetos de forma grupal o individual.

  Esta es la nueva propuesta de la que disfrutarán los peques todos los meses en un formato gigante, aunque en el aula ya lo hacen en pequeña escala.

  • Intentaremos que las instalaciones sean únicas y extraordinarias, que se presenten en un tiempo y espacio determinado para el juego infantil, posteriormente esta desaparece hasta que nuevamente proponemos otras relaciones entre objeto y espacio. 
  • Sin olvidar que la invitación a estas propuestas es a jugar, explorar y re significar desde una manera libre. Muchas veces desde la mirada del adulto la instalación de juego se transforma en un caos; niñas y niños manipulan el material tirándolo, esparciéndolo, aplastándolo entre muchas otras acciones. Y sí, puede ser un caos, pero hay que buscar la belleza que encierra ese caos y el placer de observarles para analizar no sólo su momento de desarrollo si no el crecimiento que hay entre una y otra instalación.

¿Os animáis a presentar en casa propuestas similares de juego libre?

Pilar Sevilla

Directora E.I. Caperucita Rosa

Descubre el corazón de nuestro proyecto

“Todo el mundo es un genio, pero si juzgas a un pez por su habilidad para trepar a un árbol, éste vivirá toda su vida creyendo que es tonto.”

Albert Einstein

Imagina un lugar donde se le pide a un pez que trepe a un árbol y se le evalúa por ello. Suena extraño, ¿verdad? No queremos eso para nuestros pequeños. Queremos algo diferente, algo que respete sus habilidades únicas. La educación debe evolucionar y aquí en Escuela Infantil Caperucita Rosa, eso es exactamente lo que estamos haciendo con nuestro proyecto basado en Neuroeducación.

¿Qué buscamos con este proyecto?

Queremos crear un ambiente educativo donde cada niño sea el protagonista, donde se respete su desarrollo individual y se fomente un aprendizaje que se ajuste a sus propios ritmos. Este proyecto no es sólo para los peques, sino también para el equipo docente y las familias, porque creemos en un enfoque conjunto para cultivar un pensamiento crítico y deshacernos de antiguas creencias.

escuela infantil

¿Qué puedes esperar en nuestra aventura educativa?

¡Neuroeducación al alcance de todos!

Vamos a desmitificar la neuroeducación de manera informal. ¡Entenderás por qué es tan emocionante para nuestros peques!

Descubriendo el crecimiento del cerebro: ¡Detalles inéditos!

No te preocupes, no vamos a ahondar en términos científicos complicados. Simplemente, te llevaremos en un viaje relajado desde la proliferación de neuronas hasta la mielinización. ¡Descubre cómo sus cerebros crecen y se desarrollan!

Crecimiento a lo grande: Motor, sentidos y más.

Queremos que te sumerjas en el desarrollo motor, sensorial y del lenguaje de manera sencilla. ¡Acompáñanos mientras exploramos juntos cómo crecen y aprenden nuestros pequeños!

guarderia caperucita

¿Cómo pondremos en práctica todo esto?

Vamos a llevar a cabo nuestro programa de Neuroeducación, aquí en la Escuela Infantil Caperucita Rosa. ¡Y lo haremos de una manera divertida y emocionante!

¡Prepárate para un viaje educativo emocionante!

juego de bits con niños

El  juego  de  los  Bits  de  inteligencia es  un  instrumento educativo muy  especialEn un resumen  muy  simplista podríamos decir que consiste en presentar a los peques un abundante número de láminas de buena  calidad. Es una versión muy mejorada de la costumbre universal de entretener a  los  pequeñosincluso a los bebés, mostrándoles ilustraciones de libros o revistas.

Glen Doman y su famosa obra Cómo dar conocimientos enciclopédicos a su bebé fueron los precursores de este método.

No cualquier lámina puede hacer las veces de bit de inteligencia, para ello debe reunir estos requisitos: Deben ser:

  • Intensos: que superen en mucho los murales de percepción visual de los niños para que sin esfuerzo los perciban.
  • Simples: que representen una realidad concreta, sin detalles innecesarios que distraigan la atención y dificulten el proceso.
  • Novedosos: deben representar algo desconocido para los niños, algo nuevo, o bien cosas cercanas que normalmente pasan inadvertidas como los nombres de los árboles, monumentos….
  • Precisos: representan una realidad concreta.
  • Estables: el soporte debe ser rígido para que la percepción visual del estímulo sea nítida.
  • Atractivos: deben ser vistosos y de calidad porque siendo así, los niños se fascinarán con esas imágenes.

juegos con niños

Un programa de estimulación con Bits

Un buen programa de estimulación con bits de inteligencia, se propone mostrar centenares e incluso millares de imágenes desde una edad temprana. La variedad y el contenido de los bits es sorprendente, pues en ellos se presentan datos normalmente reservados a otras etapas educativas.

Estos son los objetivos que buscamos trabajar son:

  1. Responder a la curiosidad infantil. Los bits pretenden alimentar y prolongar la curiosidad de los niños, pues el interés por aprender aumenta las posibilidades de éxito. Si el aprendizaje va de la mano de la emoción deja una huella imborrable.
  2. Aprovechar la mayor capacidad de los niños por aprender, así a modo de juego, almacenan en su cerebro cantidad de  datos que de otro modo tendrían que aprender el día de mañana con un mayor esfuerzo.
  3. Desarrollar el hábito y la capacidad de atención. Este programa sirve para acostumbrarse a ver, escuchar y mantenerse alerta en un período, no excesivo, de tiempo.
  4. Desarrollar la memoria y proporcionar a los niños una buena base de datos selectos.
  5. Disminuir la desventaja habitual del archivo de datos visuales en el cerebro con respecto a la memoria auditiva. Muchas veces nombres muy conocidos carecen de la imagen correspondiente en el cerebro. Este método subsana esta laguna didáctica y facilita que en nuestro cerebro aparezcan agrupados el nombre y la imagen.
  6. Contribuir al desarrollo de la inteligencia del niño. El crecimiento del cerebro y el perfeccionamiento de sus funciones intelectuales dependen de la cantidad y calidad de los estímulos que recibe.
  7. Crear aficiones en los niños. El entusiasmo y gusto por ver y disfrutar de este juego puede convertirse en la semilla de una posterior afición por el arte o la biología.

juego de estimulacion con niños

¿Cómo aplico este método?

Es un método sencillo de aplicar, bastan unas pocas instrucciones para entenderlo y usarlo.

  • Cantidad: suele comenzarse con un número pequeño, 5 por ejemplo, la evaluación de la motivación del grupo nos dirá si podemos aumentarlo, aunque no es conveniente pasar de 10.
  • Motivación: hay que presentar la actividad con entusiasmo, como un gran acontecimiento. Si nosotros estamos motivados, ellos también lo estarán.
  • Norma: Hay que explicar a los niños que sólo hay una norma en este juego, el silencio, todos deben ponerse la cremallera. Esto es importante porque el estímulo visual va unido al auditivo y ambos deben tener la misma calidad. Sólo durará unos segundos, por lo tanto, es fácil respetarlo.
  • Disposición: los niños deben estar sentados frente a la persona que pase los bits, de modo que el estímulo les llegue a todos, más o menos, con la misma intensidad.
  • Realización: en primer lugar se anuncia la categoría de los bits que vamos a presentar, por ejemplo “Vamos a ver….pintores españoles” . A continuación, se comienza pasando los bits, más o menos con rapidez y cuidando no dar el estímulo auditivo mientras están visionando dos imágenes a la vez.
  • Ritmo: la velocidad es importante, un segundo por imagen, bastará si éstas se repiten un número conveniente de veces.
  • Sesiones: las mismas láminas se muestran 3 veces al día durante 5 días.
  • Precaución: es preciso barajar los bits con el fin de que los niños no memoricen la secuencia, de esta manera nos aseguramos de que su interés no decae.
  • Validez: los bits tienen caducidad. 15 repeticiones (3 sesiones y 5 días) garantizan que los detalles se graban fiel y permanentemente en la memoria. Repetirlos demasiado es un error porque pierden atractivo para los pequeños.

juego de bits

Lo más importante es que toméis esta actividad como un juego para compartir juntos.

Si vosotros disfrutáis ellos también lo harán.

Pilar Sevilla

El tiempo vuela y en un abrir y cerrar de ojos ya han pasado esos primeros seis meses. Seguramente recordáis las primeras tomas que hizo, cuando todo eran biberones, los despertares nocturnos para las tomas… y hoy ya tienes que empezar a plantearte la introducción de la alimentación complementaria. 

¿Qué es la alimentación complementaria? 

La alimentación complementaria es el proceso mediante el cual vas a iniciar la diversificación alimentaria en tu bebé, ofreciéndole alimentos sólidos o líquidos distintos de la leche materna o fórmula infantil que tomaba hasta ahora de manera exclusiva.

Estos nuevos alimentos complementarán, como su nombre indica, la lactancia, pero no se sustituye. La leche continuará siendo el alimento fundamental de tu bebé hasta el año de vida, tanto si es materna como en fórmula infantil. Por lo que te recomiendo que evites reducir tomas al introducir nuevos alimentos.

alimentacion complementaria consejos

¿Cuándo iniciar la alimentación complementaria? 

La introducción de la alimentación complementaria generalmente se recomienda alrededor de los 6 meses. A partir de entonces, y cuando tu bebé muestre señales de estar preparado podrás comenzar a introducir nuevos alimentos de manera progresiva, manteniendo la lactancia materna/formula el tiempo que se quiera.

¿Cómo sé cuándo mi bebé está listo para empezar con la alimentación complementaria?

El momento ideal para que inicies la alimentación complementaria tendrá lugar en torno a los 6 meses y puede haber señales de que esta listo para comenzar antes o después. Algunas señales a observar pueden ser:

  • Control de la cabeza y el cuello: El bebe debe ser capaz de mantener la cabeza erguida con firmeza.
  • Perdida del reflejo de extrusión: Cuando el bebe empuja con la lengua cualquier cosa que se le ponga en la boca, este reflejo debe haber disminuido.
  • Interés por la comida: El bebé puede mostrar interés en la comida de los adultos o hermanos mayores mirando o intentando alcanzar los alimentos.
  • Aumento de apetito: Si el bebé parece insatisfecho con la leche materna o de formula y muestra señales de hambre más frecuentes.

¿Qué alimentos utilizar y con qué secuencia?

Las pautas varían mucho y no hay unas “instrucciones para esto”. No hay alimentos mejores que otros para empezar, pero si hay algunos que debemos evitar. 

Se recomienda introducir los alimentos de uno en uno con intervalos de unos días para observar la tolerancia y aceptación de este.

  • Fruta y verdura

Se aconseja introducir progresivamente toda la variedad de frutas y verduras disponible, en cualquiera de las comidas diarias, e ir variando también la forma de presentación (triturada, chafada, en pequeños trozos…). No hay unas frutas mejores que otras para comenzar.

Se recomienda evitar durante el primer año de vida las verduras de hoja verde con alto contenido en nitratos, como la acelga, la espinaca…

  • Alimentos ricos en proteínas

Este grupo está constituido fundamentalmente por la carne, el pollo, el pescado, los huevos y las legumbres. Se suele empezar por el pollo, seguidamente la ternera, el pescado y finalmente el huevo. Se pueden ofrecer en forma de puré, cocinados y desmigados o en pequeños trozos en lactantes más mayores. Ofrecer diariamente alimentos de este grupo, de forma variada.

El huevo es conveniente ofrecerlo por partes. Primero la yema cocida y luego la clara, primero ¼, seguidamente ½ y finalmente el total de la yema y luego ya la clara. Debido al tema alérgenos ya que el huevo por ejemplo en tortilla se considera huevo crudo ya que no llega al punto de ebullición de la cocción.

  • Lácteos

Entre los 6 y 12 meses, la leche materna sigue siendo el alimento principal, por lo que se recomienda mantenerla. Se puede ofrecer yogur natural desde los 9 meses y leche de vaca entera a partir de los 12 meses.

alimentacion complementaria

¿Cuándo introducir los alimentos potencialmente alergénicos?

No hay evidencia de que retrasar la introducción de alimentos potencialmente alergénicos más allá de los 6 meses prevenga el desarrollo de alergia a estos. Por el contrario, hay estudios que sugieren que la introducción precoz de algunos de dichos alimentos en pequeñas cantidades pudiera disminuir la aparición posterior de alergia.

La introducción a la alimentación complementaria es un proceso gradual. Inicialmente las porciones han de ser pequeñas y se aumentan progresivamente conforme crece el niño. 

Marco afectivo de la alimentación complementaria

El marco físico-afectivo es muy importante para desarrollar las habilidades relacionadas con la alimentación y fomentar la autorregulación del hambre-saciedad. Obligar, presionar o premiar son estrategias que interfieren en el desarrollo del niño.

La alimentación complementaria con un enfoque positivo:

  • Respetar su ritmo de desarrollo y permitir cierta autonomía, según sus capacidades. Tolerar cierto “desorden” apropiado para su edad
  • No interpretar como permanente un rechazo inicial a un nuevo alimento. La exposición regular y gradual a los alimentos favorece su tolerancia y aceptación, a corto y largo plazo
  • No prefijar una cantidad de comida que se “tiene que tomar”. La cantidad es variable de unos niños a otros
  • Establecer rutinas. (Lugar tranquilo, horarios de comidas…)
  • Cuidar el ambiente. (Ser pacientes, ante situaciones negativas evitar enfadarse, evitar distracciones, disfrutar de la comida…)
  • No utilizar los alimentos como premios o castigos.

Pastora Velasco